Fósforo

Fósforo

El fósforo es un macromineral muy relacionado con el calcio. Dentro de la tabla periódica es dentro de la forma de vida de sus compuestos, el elemento que juega un papel esencial en los procesos de transferencia de la energía como el metabolismo, la fotosíntesis, la función nerviosa y la acción muscular. Conoce un poco más de este mineral que para muchos representa dos caras dentro de su química compleja.

¿Qué es el fósforo?

Es un elemento químico mineral, que como bien dijimos, contempla una química bastante compleja. Esto, debido a que, así como es importante para el desarrollo de la vida, también tiene compuestos potentes que podrían incluso a llegar a envenenarte.

Su composición química

El fósforo es un elemento químico de número atómico 15 y símbolo P. Su peso atómico es de 30.9738. Este elemento forma la base de un gran número de compuestos dentro de sí, siendo los más importantes los fosfatos, como los ácidos nucleicos que forman los conocidos cromosomas dentro del material hereditario.

En la mayor parte de sus compuestos, el fósforo está enlazado químicamente a cuatro átomos inmediatos. Lo que quiere decir que hay gran número de compuestos en los que uno de los cuatro átomos está ausente y en su lugar hay un par de electrones no compartidos.

Por su parte, el fósforo común es un sólido ceroso de color blanco con un característico olor desagradable. Es un elemento que puede disolverse en agua, y se oxida espontáneamente en presencia de aire, formando pentóxido de fósforo. Existen varias formas alotrópicas del fósforo, siendo las más comunes el fósforo blanco y el rojo; ambos formando estructuras tetraédricas de cuatro átomos.

Henning Brandt

Historia del fósforo: un hito en la química

El dicho de que el fósforo tiene dos caras se antepone a época del dios romano Jano, quien se decía que presentaba dos caras. Su historia es muy interesante.

Primero entendamos que el fósforo fue descubierto en 1.669 por Henning Brandt en la ciudad de Hamburgo. El científico recolectó una cantidad de orina en su laboratorio que pasó por un proceso de evaporación y luego fue destilada. Lo que no esperó Henning fue que este proceso le daría como resultado una especie de vapores que brillaban en la oscuridad.

Este vapor al ser condensado, produjo una sustancia de aspecto céreo y de color blanco y que, en contacto con el aire, ardía espontáneamente. Fue por eso que el científico le dio el nombre de fósforo, puesto que al igual que el planeta Venus, este brillaba como “la estrella de la mañana”. De allí que su nombre provenga del del griego “Phosphoros”, con ese significado.

Pese a que los años posteriores, Brandt intentó convertir este descubrimiento en oro, alrededor de más de 300 años después, se descubrió que el brillo que este elemento aportaba se debía a su combinación con el oxígeno; es decir, era su reacción ante la mezcla de fósforo y oxígeno.

El fósforo fue el primer elemento descubierto en la Edad Media

Por esta razón, tanto su descubridor, como el fósforo en sí, son considerados un hito en la historia de la química. Brandt, quien además fue considerado como el primer químico o “el último alquimista”, descubrió el fósforo no estando en estado libre, por lo que tuvo que ser aislado.

Continuando con hechos históricos, también en el siglo XIX, el químico Justus von Liebig comprobó la importancia del fósforo y del nitrógeno para mejorar los rendimientos agrícolas. ¿Qué quiere decir esto?: hoy en día, y gracias a esto, el fósforo está destinado a la síntesis de abono y sus compuestos actúan como insecticidas y herbicidas, lo que permite la alimentación de la población humana.

Hay dos tipos principales de fósforo: blanco vs rojo

El fósforo blanco, es extremadamente tóxico e inflamable y presenta dos formas, alfa y beta. Este expuesto a la luz solar o al calor (300º C) se transforma en fósforo rojo mediante una reacción exotérmica, siendo más estable y menos volátil y tóxico que el blanco. Lo que quiere decir que tienen propiedades químicas muy diferentes.

El fósforo blanco, aislado por Brandt, es como bien dijimos, la forma más reactiva y tóxica. Está formado por moléculas que contienen cuatro átomos de fósforos unidos los unos a los otros. Sin embargo, el uso más común es el fósforo rojo.

Comercialmente, el alótropo, como también se le conoce al fósforo rojo, que es el usado en las cerillas que se utilizan regularmente diariamente en la cocina, tiene una estructura que forma redes desordenadas, pero también con átomos que están unidos entre sí. Pero también existe el “fósforo negro”, que se obtiene tras calentar el fósforo blanco a una temperatura superior a los 200 grados centígrados y sometiéndolo a su vez, a una presión constante.

fosforo blanco negro

¿Por qué el fósforo es peligroso?

Si bien el fósforo es de suma importancia en la vida diaria, también tiene aspectos negativos si se usa de mala manera. En el desarrollo de la historia, el fósforo ha sido usado como uno de los herbicidas fosforados más famosos es el controvertido glifosato. También, el fósforo blanco se ha utilizado con fines bélicos, como por ejemplo en el bombardeo de Hamburgo por los ingleses en la Segunda Guerra Mundial.

Por otra parte, también fueron usados en la síntesis de los denominados “gases nerviosos”, utilizados en la guerra química. Es por ello que se dice que el fósforo puede tener dos caras, y es que, como todo elemento químico, todo depende del uso que se le de tanto a el elemento como a sus compuestos.

Fósforo como fertilizante

El fósforo no aparece aislado en la naturaleza, sino que se encuentra siempre combinado con otros elementos con los que forma los fosfatos que pueden ser muy complejos y presentarse bajo distintas formas en los suelos, el agua, las plantas, los animales y el hombre. Es por este motivo, que, desde su aparición, el fósforo ha sido usado como fertilizante. Aprendamos un poco más al respecto.

El fósforo como nutriente limitante

En el siglo XIX, había muy bajos nivel de fósforo disponible para usar en las plantas, es decir, la respuesta de otros nutrientes como el nitrógeno en esta aplicación, era muy pequeña por lo que el crecimiento de las cosechas era bastante escaza. Tengamos en cuenta que el fósforo juega un papel primordial en la fotosíntesis.

Para esto, es necesario un adecuado suplemento de fósforo en los cultivos debido a que este ayudará a favorecer el crecimiento de las plantas y a su vez a que se reproduzcan de forma óptima. Así, una planta con la cantidad correcta de fósforo crecerá vigorosamente y madurará más temprano que otras plantas que carecen del mismo.

fosforo nutriente

¿Cuál es la importancia del fósforo en la agricultura?

Al igual que el nitrógeno (N), el fósforo (P) es un factor de crecimiento muy importante. Este mineral ayuda al desarrollo de las plantas debido a que aporta nutrientes indispensables en el ciclo vegetativo. Puede ser usado en cualquier tipo de plantación: pistacho, plantación de almendro, cualquier plantación de frutal, entre otras más.

Entre sus funciones están:

  • Activa el desarrollo inicial de la plantación

  • Ayuda a acortar el ciclo vegetativo

  • Favorece la maduración

  • Aumenta la resistencia de la planta al frío y a las enfermedades

  • Estimula la generación de fitoalexinas que actúan como defensa a los ataques de hongos o bacterias

  • Es un potencial factor de calidad

Abrir chat
Haz click para que conversemos
¡Hola, bienvenido a Gasex!
¿En qué podemos ayudarle?