Neón ¿para qué sirve este elemento químico gaseoso?

El neón es un gas noble, incoloro, prácticamente inerte, es así también, un elemento químico de la tabla periódica, su número atómico es el 10 y su símbolo es Ne. Proporciona un tono rojizo característico a la luz de las lámparas fluorescentes en las que se emplea.

Se encuentra presente en trazas en el aire pero muy abundante en el universo y tiene 10 protones.

Por otra parte, la única fuente comercial del este elemento es la atmósfera terrestre, aunque se encuentran pequeñas cantidades de neón en el gas natural, en los minerales y en los meteoritos.

Este elemento químico gaseoso no forma ningín compuesto químico en el sentido general de la palabra, hay solamente un átomo en cada molécula de gas neón.

 

Características del neón

 

 


El elemento químico Ne es el segundo gas noble más ligero y presenta un poder de refrigeración, por unidad de volumen, 40 veces mayor que el del helio líquido y tres veces mayor que el del hidrógeno líquido.

Ahora bien, en la mayoría de las aplicaciones del neón, el uso de este elemento líquido es más costoso que el del helio, pues es mucho más raro y difícil de conseguir.

Como otras características del neón están:

 

  • Peso atómico: 20,180 u.
  • Punto de ebullición: 27,10 K (−246  °C).
  • Densidad: 1,20 g/ml (1,207 g/cm³ a −246 °C).
  • Punto de fusión: 24,56 K (−248,6  °C).

Por otro lado, el neón es el quinto elemento más abundante en el universo por masa, esto se le suma a sus características; luego del hidrógeno, helio, oxígeno y carbono.

Además, este gas se sintetiza en estrellas masivas durante las últimas etapas de estas como gigantes o supergigantes rojas (durante la fase de fusión de carbono y oxígeno en neón y magnesio), o a veces como variables azules luminosas o estrellas Wolf-Rayet.

Y por último, este elemento es inerte y está clasificado como un asfixiante simple. La inhalación en concentraciones excesivas puede resultar en mareos, náuseas, vómitos, pérdida de consciencia y en casos extremos, la muerte.

 

Usos del neón

 

 


Se usan cantidades considerables de neón en la investigación física de alta energía.

Las cámaras de centelleo con que se detecta el paso de partículas nucleares se llenan de neón. Y este elemento en su estado líquido puede utilizarse como un refrigerante en el intervalo de 25-40 K (-416 a -387ºF).

También se se puede usar el neón en algunos tipos de tubos electrónicos, contadores Geiger-Müller, en lámparas probadoras de corriente eléctrica de alto voltaje.

Otro uso del Ne es con baja potencia eléctrica, pues se produce luz visible en lámparas incandescentes de este elemento; dichas lámparas son económicas y se usan como luces nocturnas y de seguridad.

Y si un globo se llena de neón, se elevará en el aire, pero lo hará a un ritmo mucho más lento que un globo lleno de helio.

 

Gas noble (Ne) y sus aplicaciones

 

 


El tono rojizo de la luz emitida por los tubos de Ne se aplica abundantemente para los indicadores publicitarios.

Asimismo, reciben la denominación de tubos o luz de neón, otros de color distinto que en realidad contienen gases diferentes.

Otras aplicaciones del neón que pueden mencionarse son:

 

  • Rotulo luminoso que funciona con neón.
  • Indicadores de alto voltaje.
  • Tubos de televisión.
  • Junto con el helio, el neón se aplica para obtener un tipo de láser.
  • El neón licuado se comercializa como refrigerante criogénico.

 

 

Comparte este post


Abrir chat
Haz click para que conversemos
¡Hola, bienvenido a Gasex!
¿En qué podemos ayudarle?