BIPAP: Todo lo que debes saber antes de usarla

Los dispositivos BIPAP, Sistema de Bi-presión Positiva por sus siglas en inglés, se conocen como sistemas de ventilación no invasiva. Se ocupan como un soporte respiratorio administrado a través de una máscara facial o nasal. Su utilidad se vincula al tratamiento de patologías como: Enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), apnea obstructiva del sueño, síndrome de hipoventilación por obesidad, neumonía, asma, entre otros.

Ahora bien, previo a incurrir con la aplicación de un BIPAP, debemos conocer todos los parámetros informativos. Esto con el fin de aprovechar al máximo sus capacidades y evitar daños fisiológicos en el paciente. Lo primero es entender sus principios de funcionamiento. Estas máquinas proporcionan una presión inspiratoria variable que facilita la respiración. Mientras que la presión espiratoria más baja, mejora la exhalación. Cualquier ajuste en el dispositivo se hace luego de una prueba exhaustiva del sueño y la debe realizar un especialista.

Con lo antes expuesto, entendemos que el dispositivo funciona en base al cambio entre la fase inspiratoria a respiratoria. Para que este evento ocurra, estos equipamientos cuentan con tres modos de operación. Primero tenemos el espontaneo realiza la variación de automáticamente cuando detecta la diferencia en la respiración del paciente. Luego se encuentra el temporizado, que hace la transición por medio de una frecuencia programada por minuto, la cual esta prescrita. Finalmente, en el tercer lugar, tenemos la combinación entre ambos métodos. En este punto, el cambio se realiza al detectar la respiración, como el primero. Mientras que la segunda tipología, funciona como un dispositivo a prueba de fallas. El fin es garantizar que la respiración se mantenga por minuto en la frecuencia requerida.

 

Interrogantes comunes sobre el uso del BIPAP

 

 


Una interrogante común es por qué se realiza un cambio de CPAP a BIPAP. Primordialmente tomaremos en cuenta que la maquina referida en primera instancia es muy similar a la segunda. Tiene el mismo fin y definiciones. Se suele desplazar el primer método porque la mascarilla que posee es más incómoda.

Por otro lado, es vital conocer los puntos de inflexión al momento de ocupar estos equipos. Es frecuente que, con la intención de abaratar costos, los pacientes recurran a un BIPAP de segunda mano o renovados. Sin embargo, esto no es recomendado, ya que casi nunca se conocen las condiciones del proveedor y no poseen garantías. Consecuentemente, el buen funcionamiento de la maquina podría estar comprometido, ya que es una cuestión de azar. Además, podría exponerse a estafas y un dispositivo averiado puede agravar su condición.

Algunas consecuencias, o cuadros secundarios, de la mala aplicación o mal funcionamiento del BIPAP son: Irritación de la piel, distensión leve del estómago, sequedad bucal, irritación en los ojos y dolor o congestión de los senos paranasales. También puede ocasionar una disminución en la presión de aire causada por fugas de aire en la máscara.

 

 

Comparte este post


Abrir chat
Haz click para que conversemos
¡Hola, bienvenido a Gasex!
¿En qué podemos ayudarle?