Riesgos de la apnea del sueño por diagnósticos tardíos

Los riesgos de la apnea del sueño son una realidad latente. Pese a que su diagnóstico muchas veces no llega, ya sea por descuidos o preferencias del paciente por degradar sus graves consecuencias. Lo cierto es que el trastorno, que consiste en pausas respiratorias durante el descanso nocturno, afecta entre tres y seis de cada 10 adultos a nivel mundial. Cifras oficiales que no contemplan la existencia de pacientes en edades pediátricas.

Aún más alarmantes son estos datos si tomamos en cuenta que hay un gran porcentaje de afectados que pasan por alto la enfermedad y sus potentes repercusiones. Lo cierto es que las consecuencias de este trastorno se despliegan en varios niveles. Estos parámetros tocan los ámbitos cardiovasculares, metabólicos, neurocognitivos, respiratorios e incluso se vinculan con mayor riesgo de cáncer.

Para definir sus rangos, principalmente debemos tomar en cuenta que las causas de esta patología muchas veces se asocian a otras, como obesidad e hipertensión. Estas a su vez pueden verse afectadas empeorando sustancialmente el estado inicial como efecto de rebote.  De igual forma, existen otras afecciones que colindan con los riesgos de la apnea del sueño. Por ejemplo, las enfermedades coronarias, cerebrovasculares y cardiopatías isquémicas. Además, puede afectar los órganos vitales y consecuentemente deja entrar en el panorama la posibilidad aumentada de padecer infartos y arritmias. También agrava patologías neurosiquiátricas y aumenta la resistencia a la insulina o diabetes.

 

Decadente calidad de vida como consecuencia de no tratar la apnea del sueño

 

 


Por otro lado, tenemos consecuencias más relacionadas con la capacidad de tener un ritmo de vida normal y de calidad. El cese de la respiración produce una caída transitoria en los niveles de oxígeno de la sangre. Si las apneas son frecuentes, la fragmentación del sueño produce un estado de alerta de escasos segundos de duración. Intervalos inferiores al tiempo necesario para que podamos recordar el episodio por la mañana.

Cuando el afectado repite estas escenas por muchos días, comienza a padecer soñolencia injustificada. A la sensación de no haber dormido correctamente se suman dolores de cabeza durante las primeras horas del día, sequedad en la boca y dolores de espalda.

Bajo estas condiciones, los efectos de laapnea del sueño reseñan un aumento significativo de los accidentes de tráfico. De acuerdo con estudios especializados, hay una predisposición a estas situaciones siete veces mayor que una población normal.

También incrementan los incidentes laborales y las situaciones de tensión impulsada por cambios de ánimos repentinos, estrés, irritabilidad, depresión, ansiedad, alteraciones del rendimiento y pérdidas de memoria y concentración. Cabe destacar que, la importancia médica de los riesgos de la apnea del sueño incrementa cuando los cortes de respiración son superiores a los 10 segundos, llegando en ocasiones a alcanzar los 60 o 120 segundos.

 

 

Comparte este post


Abrir chat
Haz click para que conversemos
¡Hola, bienvenido a Gasex!
¿En qué podemos ayudarle?