Formingas

Formingas

¿Sabías que existe un gas que está hecho para detectar fugas en diferentes sistemas?, pues sí. Es llamado Formingas. Una mezcla no inflamable que presenta una solución ideal en diferentes industrias. Conozcamos más sobre ello.

¿Cómo está compuesto?

 El llamado Formingas, es una mezcla entre Nitrógeno (N) e Hidrógeno (H). Su compuesto en sí es: N2H2. Es una mezcla no inflamable que es usada en la industria para la detección de fugas. Pero, ¿Cómo funciona?, es sencillo.

Primero hablemos de su composición. Sepamos que la molécula de H2, es una de las más pequeñas y se encuentra presente en la naturaleza, por lo que ayuda a filtrar cualquier micro poro sin importar su tamaño. Ahora bien, la tecnología de detección aplicada, permite identificar la cantidad de H2 en el aire, lo cual delata la ubicación de la fuga, esto a través de un dispositivo.

n2h2

Se conoce como “Gas trazador”

El método de detectar fugas mediante gas trazador consiste en la introducción de una mezcla de gas compuesta por un 95% de nitrógeno (que actúa como gas portador) y un 5% de hidrógeno (que actúa como gas trazador), en las tuberías o en los equipos o elementos que se vayan a inspeccionar.

El hidrógeno se escapa por la fuga y es detectado por el sensor especializado y altamente sensible.

¿Qué tipos de fugas existen?

Una de las principales fugas que se buscan evitar, son las de las tuberías de agua, específicamente las de agua a presión, por lo que nos centraremos en ellas. Esta problemática, de existir, produce efectos físicos instantáneos y efectos físicos continuados. ¿Qué quiere decir esto?

El efecto continuado trata del aumento del caudal que suministra la tubería y que a su vez, se pierde por la fuga. Es un aumento de caudal denominado continuo, entonces por la noche, cuando existe menos consumo de red, se nota más la pérdida. Allí se realiza un “Control de los mínimos nocturnos”, trabajo que permite detectar que se ha producido la fuga y se logra localizar el sector.

También, se puede buscar el caudal perdido que no sale a superficie, inspeccionando el alcantarillado de noche y siguiendo aguas arriba hasta que disminuya el caudal y no sea tan limpio, resultando que sea ahí donde se da la fuga de agua en los colectores.

Cabe destacar que otro efecto físico continuado, y el más útil para buscar fugas, es el ruido que produce el agua al salir por el orificio. Este, depende de diferentes factores como lo son:

  • El tamaño del orificio, ya que a mayor tamaño menor ruido hace la fuga.

  • La presión en la tubería, ya que a mayor presión mayor será el ruido.

  • El material de la tubería, siendo mayor el ruido en tuberías metálicas y menor en las plásticas.

  • La distancia del micrófono a la fuga, ya que a mayor distancia menor será el ruido.

  • El material entre el micrófono y la fuga, ya que puede amortiguar más o menos el ruido.

Hay muchos sistemas de detección de fugas

Como bien dijimos anteriormente, existen varias maneras de detectar una fuga, pero uno de los principales sistemas son los denominados “correladores”. Es decir, el uso de gases no es la única manera eficaz.

¿Qué son correladores?: son equipos que se colocan en contacto con las tuberías o elementos de la red, tal sea válvulas, acometidas, etc. Estos equipos registrarán el ruido y separarán las fugas por su frecuencia e intensidad. A través de este método, las localizarán mediante correlación del tiempo, lo que tardaría en promedio hasta 3 sensores de ruido.

A su vez, también hay prelocalizadores o equipos que se pueden dejar durante cierto tiempo distribuidos a lo largo de la red, los cuales enviarán vía radio o móvil la señal de si detectan fuga por la continuidad y frecuencia del ruido, inclusive, permitiendo correlar los ruidos para la localización exacta.

maneras-deetccion-de-gas

Otro dato interesante a tener en cuenta, es que para localizar la fuga también pueden ser usados “geófonos”. Estos, son micrófonos sensibles que van pasando por encima de la calzada de una tubería y detecta el ruido de las fugas a través de su frecuencia y eliminación de otros ruidos. Para localizar fugas por el cambio de la humedad y de la temperatura que producen, se utilizan cámaras especiales que pueden estar colocadas en drones o incluso satélites, y se localizan por el análisis matemático de esas imágenes.

helio

El helio también sirve para detectar fugas

No solo el Formingas sirve para la detección de fugas. También, el helio (h), es un gas usado para recorrer por encima del trazado de la red y así detectar cualquier fuga y su tamaño. Pero también tiene efectos físicos. Aquí te detallamos:

Según la industria, este gas tiene un efecto físico importante y es que se produce una fuerte depresión y un aumento de caudal repentino y de poca duración, un cambio brusco de temperatura y humedad del terreno, y una vibración en el terreno y en la tubería que incluso produce ruido.

Pese a ello, aunque son cambios bruscos, son de muy poca duración, por lo que los hace difícil de detectar salvo que se disponga de telemetría en tiempo real como las fibras ópticas colocadas paralelas a la tubería y que detectan y localizan las vibraciones y cambios térmicos por las interferencias en la señal óptica recibida.

También, pueden ser usadas telemetrías de caudales y presiones, que se usan colocando múltiples sensores a lo largo de las tuberías a detectar, y analizando sus ondas que se producen en la señal instantánea de presión y caudal de la posible fuga.

Un dato curioso es que en la actualidad, se están desarrollando maneras más avanzadas de detectar fugas. Estos métodos estarían basados en el análisis del Big Data mediante la Inteligencia Artificial, tal como algoritmos de redes neuronales para predicción de caudales, los cuales funcionarían al compararlos con la realidad para detectar fugas o algoritmos machine learning para predecir y anticiparnos a las futuras roturas causas de las fugas.

También te puede interesar: Aire comprimido

Abrir chat
Haz click para que conversemos
¡Hola, bienvenido a Gasex!
¿En qué podemos ayudarle?